Páginas

viernes, 15 de abril de 2011

La Quinta de San Amaro: hotel con encanto.





Os acordáis de La Casa de Nacho, pues bien, lo prometido es deuda, os dije que la segunda parte del post sería comentar sobre su hotel.

Nacho cambió su residencia de Madrid a Pontevedra con la idea de crear un hotel rural. Su socio y él buscaron hasta encontrar algo que les llamara la atención y dieron con un conjunto de casas de piedra, que enamorados por el lugar decidieron que sería la ubicación de su ansiado proyecto.

Así es como nació La Quinta de San Amaro, situado en un pueblo pontevedrés llamado Meaño y a tan sólo diez minutos de las playas gallegas.

El hotel consta de tres edificios de piedra y varias estancias de nueva creación. Su estilo ecléctico muestra una decoración muy cuidada recreando ambientes rústicos gallegos junto con un punto de actualidad y estilo contemporáneo dando lugar a espacios sumamente acogedores y modernos.

¿Echamos un vistazo?

Zonas comunes: biblioteca, chimenea y restaurante, jardín, terraza, piscina y solarium.

















Habitaciones muy cuidadas y delicadas cuyo objetivo en decoración es inducir al descanso.







   



Los baños modernos y actuales pero con ciertos detalles que transportan al pasado.



Un lugar de relajo y aire puro aliñado de una buen paisaje, deliciosa gastronomía y destinado a un consumidor de hotel con encanto: familia, amigos, romance etc.

Un lugar donde se pueden hacer numerosas actividades, disfrutar de playa, caballos, deportes náuticos, pesca, balneario/spa, quads, golf etc.

Si no tenéis nada para Pascua, reservad en La Quinta...

Feliz finde!!!!!!!!


4 comentarios:

  1. Pero que hotelito tan lindo y entrañable, si parece una casita particular con tantos detalles... Besitos y buen finde!

    ResponderEliminar
  2. Me iba este finde sin pensarmelo, me encanta este tipo de hotel, son tan acogedores!!

    feliz finde

    ResponderEliminar
  3. Un lugar de ensueño! y esa piscina con vista a las sierras es fantástica! saludos

    ResponderEliminar

...habla para que yo te conozca.